Cinematógrafo Folía Lumière.
“La caída de la casa de Usher”, según Jean Epstein.
¡Detengamos juntos la barbarie!
Fósforo... Regresa al Cine,
Página diseñada por los:
Studios Folía Lumière. ¡Contáctenos!
+++++
CENTRO MEXICANO DE CINE MUDO, fundado en 1998.
Eduardo Garzón-Sobrado, Fundador, Director general.

Contrariamente a una idea muy difundida entre el público neófito, el Cine Mudo (llamado de manera corriente y errónea cine silente en virtud de un anglicismo vuelto muy popular) dista mucho de ser una mera anécdota o puramente un estilo cinematográfico; muy al contrario, no es nada menos que el fundamento, la raíz misma de lo que un día se llegaría a denominar como el “Séptimo Arte”.

La aparición del cinematógrafo, en el ocaso del siglo XIX, representa los albores de una era incipente, el nacimiento de una nueva visión del mundo, del universo, con sus intereses, sus pasiones, sus estilos y técnicas propias, constituyendo igualmente un lenguaje novedoso y revolucionario en sí y por sí mismo, sin paralelo alguno en toda la historia de las ciencias y de las artes humanas: el lenguaje cinematográfico. Éste irá mutando y desarrollándose a lo largo del siglo XX, explorando lugares, sujetos y temáticas, a la vez que descubrirá y generará formas y estilos inéditos, discursos y propuestas originales, creando poco a poco, a lo largo de un largo proceso de codificación, la gramática y el discurso todo de la narrativa visual contemporánea.
Consumación de las expectativas decimonónicas por cristalizar la “Obra Total”, reuniendo en el año 1895 - gracias a los trabajos de los hermanos Augusto y Luis Lumière - todas las artes en una única y monolítica disciplina monumental, polifacética y pluridisciplinaria, la llegada del maravilloso cinematógrafo, en su estado primitivo, pues “mudo”, nos ha legado incomparables obras fílmicas que constituyen aún hoy, a pesar de la colosal evolución y las múltiples mutaciones ocurridas en la técnica y en el lenguaje narrativos a través de poco más que un siglo, bases irremplazables para el pensador y el creador modernos.

Cartel publicitario presentando a los hermanos Lumière.

Bases en los planos temático, iconográfico, secuencial, metodológico, puesto que, en efecto, ya en aquellos tiempos en apariencia remotos para el público ordinario contemporáneo, podemos hallar a profusión el trabajo y la reflexión sobre temas que, aún hoy, siguen siendo de actualidad en los albores de nuestro joven y desesperanzado Siglo XXI: industrialización desenfrenada, control de masas, problemáticas sociales diversas, mitos antiguos y de la modernidad, crimen, poder y pasión, drogas, sexualidad, deseo, amor...

Cartel promocional del Cinematógrafo Lumière.

De manera absolutamente equivocada, se tiende a pensar que la llegada del cine sonoro marca el fin de la era muda, “Filmación kinetoscópica Edison de un estornudo”, 7 de enero de 1894.relegando a su ilustre antecesor a los cajones sombríos del olvido; era esta una tradición demasiado anclada en la costumbre para desaparecer de golpe; basta recordar que las proyecciones anteriores al año 1927 rara vez eran literalmente “mudas”, siendo - si no por principio, ciertamente por habitud - acompañadas por uno o más músicos, e inclusive actores y comediantes que interpretaban los roles que los espectadores presenciaban de manera simultánea en la pantalla. Entre otras figuras similares, tal fue el caso particularmente de la escuela Benshi del Japón. Por supuesto, tales prácticas se difuminaron sin embargo gradualmente, al considerárselas con el pasar de los años innecesarias y obsoletas, e incluso según algunos casticitas contrarias a la esencia misma y a la pureza del cine. A pesar de ello, el acompañamiento musical del cine mudo fue preservado religiosamente por pequeños círculos e instituciones especializados en la conservación histórica, a veces de gran prestigio y de forma muy cuidadosa y vívida. En ese sentido, probablemente el mejor ejemplo sea el de la Cinemateca Real de Bruselas, en Bélgica, donde de manera permanente y hasta el día de hoy se proyectan diariamente no menos de dos películas mudas con acompañamiento en vivo al piano.

Del mismo modo, es la intención y el propósito del Cinematógrafo Folía Lumière revivir esas imágenes y sonidos del pasado, a la vez comprometiéndose con la preservación y la difusión permanente del patrimonio mundial del cine mudo. Estas prioridades van acompañadas por la firme voluntad de elevar a nuestra nación, México, al nivel de los países de Europa en El Prof. Eduardo Garzón-Sobrado después de una proyección en la Capilla Alfonsina. lo que se refiere a la propagación, regularidad, recurrencia, conocimiento de dicho acervo y del legado de sus grandes figuras: creadores, intérpretes, exégetas, académicos, críticos etc.
Por último, y más allá de estas premisas, todas las presentaciones del Cinematógrafo Folía Lumière son una ventana y un auténtico viaje en el tiempo que brindan nuevamente al público la atmósfera única y el aroma añejo de aquellos años a menudo olvidados, integrando de lleno al espectador en esa maravillosa época que hizo literalmente explotar al mundo en un estallido inesperado de imágenes, de movimiento, de luz y... de música.

Sir Eduardo Garzón-Sobrado
Presidente-fundador, Director general;
Miembro de la Academia Nacional de Historia y Geografía (UNAM).

© Derechos Reservados, Cinematógrafo Folía Lumière, Centro Mexicano de Cine Mudo.
Los textos de personas ajenas al equipo permanente se han publicado con la autorización de sus autores. Se prohíbe su reproducción total o parcial.
Neumann Hagelman - Web Services.